TU FUTURO ES AHORA

Breaking

lunes, 27 de abril de 2020

Coronavirus. los peligros del "efecto nocebo"



Ayer les contaba que el efecto nocebo  está estudiado por la ciencia. Los laboratorios farmacéuticos han hecho “estudios de manipulación de valores”, donde evaluaron el precio de los medicamentos y el impacto que los mismos tienen en la curación. Notaron que  se curaban más rápido si el precio del medicamento era más elevado. Lo llamativo, es que solo les daban placebos.

Descubrieron que, en algunos casos en los cuales se les daba este “placebo” , medicamento inocuo, que no tiene efectos activos, producía en los pacientes, efectos secundarios, tal como decían las indicaciones del remedio. O sea, causaba los efectos secundarios, solo por el hecho de que lo decían las indicaciones de un medicamento en el cual ellos confiaban y la confianza se las daba curiosamente el precio. Resultado, se enfermaban o tenían síntomas por un remedio que no era tal.

El efecto nocebo nos dice de manera sintética, que si alguien a quien le damos autoridad médica, o poder de declarar acerca de nuestra salud o enfermedad, nos dice que nos vamos a enfermar, nos vamos a enfermar. No porque esa persona lo dice sino porque nuestro cerebro lo cree. El efecto secundario del medicamento se activaba, porque le dieron poder esas personas a lo que les decía la farmacéutica.

NUESTRO CEREBRO TIENE EL PODER DE SANARNOS O ENFERMARNOS



Lo interesante de esto, es el poder que se manipula, palabra dicha por quienes hicieron este experimento: si vale más caro, saben que tu cerebro lo va a tomar con más FE, que si es más barato.

El efecto nocebo es llamado, el lado oscuro del placebo. El placebo es ese remedio que te dicen que te va a curar, y solo es aspirina. Y te curás porque creiste que tu cuerpo con ese remedio se iba a curar.

El placebo, es el efecto del “sana, sana” que le hacemos a los niños. Cuando le hacemos eso en el lugar que les duele, el dolor calma.

El nocebo es un mecanismo que influye en el cerebro. Y hay que estudiar cuál es el efecto que palabras dichas por autoridades médicas y gubernamentales, respecto a la posibilidad de contagio del coronavirus, activa en el cerebro de las personas.

Ya sabemos que el miedo al contagio, está generando bastante psicosis en grupos. Lo que genera que alguien estornude o tosa cerca de las personas. La publicidad y los comunicadores,  que tienen miedo y propagan en lugar de información certera, miedos y dudas.

Ya lo dijimos varias veces: contagia más el miedo, que el virus. El virus se propaga y le llega con consecuencias mayores a las personas que tienen las defensas bajas o enfermedades preexistentes.




Al respecto nos dice Bruce LIpton ,científico que ha estudiado el efecto Nocebo:

Actualmente el mundo está dominado por el miedo al coronavirus. Primero aclaremos un hecho: si alguna vez ha tenido un resfriado o gripe en su vida, lo más probable es que haya sido el resultado de una infección por coronavirus. Sí, los coronavirus causan resfriados.

Pero, estamos siendo programados con la creencia de que este virus del resfriado en particular es “mortal”. Este miedo ha cerrado conciertos, conferencias y grandes eventos públicos en todo el mundo. El miedo ha llevado a las cuarentenas y al cierre de los viajes internacionales. Incluso ha provocado una gran escasez de papel higiénico en Australia, les preocupaba que los ciudadanos vaciaran los estantes de este producto con la expectativa de que se les tapiara en sus hogares con esta infección.

Primero, ¿qué tan mortal es esta versión del virus? Sí, se han reportado muertes relacionadas con la corona con las estadísticas que sugieren que ~ 2% de la población infectada muere . ¡Guauu! Ese número es casi un 1% más de muertes que las atribuidas a cualquier gripe convencional que el mundo experimente. Lo que es engañoso es el temor de que todos los portadores de este virus puedan morir de resfriado. ¡Esto es simplemente falso! La salud de casi todas las víctimas de este coronavirus ya estaba comprometida antes de infectarse.

Por ejemplo, la siguiente información fue proporcionada por las noticias con respecto a los 6 pacientes que murieron a causa del virus en el estado de Washington la semana pasada (agregué la letra en negrita):

Estado de Washington

Seis personas han muerto en Washington y las autoridades de salud han identificado 18 casos.

Cuatro de los casos en el condado de King estaban vinculados al centro de enfermería Life Care en Kirkland. Más de 50 residentes y personal en las instalaciones están siendo evaluados.

Las muertes anunciadas el lunes, según funcionarios de salud, incluyeron:

-Un hombre de 70 años que vivía en LifeCare. Tenía problemas de salud subyacentes y murió el domingo.

-Una mujer residente de LifeCare en sus 70 años. También tenía problemas de salud subyacentes y murió el domingo.

-Una mujer de unos 80 años, que ya fue reportada como en estado crítico en EvergreenHealth , murió el domingo.

-Un residente del condado de Snohomish en EvergreenHealth también murió, pero no se han dado detalles de ese paciente.



Dos muertes reportadas previamente incluyeron a un hombre de unos 70 años que tenía problemas de salud subyacentes y había sido residente de LifeCare. Murió en EvergreenHealth el 29 de febrero. El otro era un hombre de unos 50 años con problemas de salud subyacentes . Fue ingresado con problemas respiratorios graves y dio positivo por el virus. Murió en el EvergreenHealth Medical Center en Kirkland.

Como se enfatizó en este informe, la salud de todos los que murieron con el coronavirus ya estaba comprometida. Las personas sanas tienen síntomas de resfriado y gripe, mientras que aquellos que ya están enfermos y cerca de la puerta de la muerte pueden experimentar el “Grim Reaper” cuando se infectan con el virus. Es cierto que las personas enfermas son más vulnerables al virus; Las personas sanas realmente no tienen nada que temer.

Como se presenta en The Biology of Belief , el estrés es responsable de hasta el 90% de las enfermedades, incluidas las enfermedades cardíacas, el cáncer y la diabetes. Cuando un individuo está en estrés, la liberación de hormonas del estrés (por ejemplo, cortisol) apaga el sistema inmunológico para conservar la energía del cuerpo para escapar del estresante percibido, ese proverbial “tigre dientes de sable”. Las hormonas del estrés son tan efectivas para comprometer el sistema inmunitario, que los médicos proporcionan terapéuticamente a los receptores de trasplantes de órganos hormonas del estrés para evitar que su sistema inmunitario rechace el implante extraño.

La conclusión es clara: ¡el miedo al coronavirus es más mortal que el virus mismo!

¡Los medios de comunicación (tal vez en conjunto con la industria farmacéutica) están comprometiendo la salud de las personas usando la tarjeta de miedo! ¡Este es el resultado del pensamiento negativo (el efecto nocebo) que es todo lo contrario del efecto placebo manifestado a través del pensamiento positivo! Si se esfuerza por mantenerse saludable, con una buena nutrición, ejercicio, tomando vitaminas y suplementos y, lo que es más importante, evitando el estrés (por ejemplo, el “miedo” al virus), incluso si se infecta con el virus, probablemente solo termina con un resfriado y / o fiebre leve.

Si usted es alguien con un sistema inmunitario comprometido, es de apoyo rodearse de familiares y amigos amorosos, la naturaleza y los pensamientos positivos, así como cualquier otra nutrición y vitaminas que ya esté tomando para su salud y bienestar. ¡Seguir su intuición sobre lo que es mejor para usted es clave! El punto aquí es que no importa quién sea y cuál sea su estado de salud, solo se beneficiará si se aleja del miedo y se apoya de la manera que le parezca mejor.



Recuerda la verdad de la física cuántica, la más válida de todas las ciencias del planeta: ¡La conciencia está creando tus experiencias de vida! ¿Estás consciente de la enfermedad … o de la salud? Deseándoles a todos Salud, Felicidad y Armonía.

Con amor y luz,
Bruce

Mañana seguiremos hablando del efecto nocebo.

Mientras dure el coronavirus, sin miedo, sin pánicos, sin preocupaciones, mantengamos nuestro cuerpo sin estrés, sin alerta, solo, un cuidado como el que tenemos cuando vamos a enchufar algo en un enchufe…vamos con atención y cuidado, pero no , con miedo! Con responsabilidad, no con miedo.


Les dejo un video de Bruce Lipton, acerca del miedo para reflexionar acerca de sus efectos.

Post Top Ad

Páginas