TU FUTURO ES AHORA

Breaking

lunes, 5 de noviembre de 2018

7 mentalidades ricas de personas exitosas


Todo el mundo quiere tener éxito. La mayoría quiere ser rico. Entonces, ¿por qué nunca terminamos llegando? Aunque la mayoría de nosotros enfrentamos desvíos hacia nuestros grandes sueños, por lo general no son factores externos que nos impiden alcanzar nuestros sueños. Son las barreras internas las que nos detienen.


Si desea crear riqueza y tener éxito, primero debe tener las mentalidades correctas.



1. Las metas son de oro.  

No es ningún secreto que existe una correlación positiva entre el establecimiento de objetivos y la productividad general: los profesionales que tienen un objetivo medible por el cual trabajar son mucho más productivos que aquellos que simplemente lo están "volando". Pero estar orientado hacia los objetivos y tratar los objetivos como "dorados" es sobre más que solo ponerlos en primer lugar. Tienes que tratarlos como una prioridad importante, haciendo grandes sacrificios para lograrlos y dividiéndolos en trozos más pequeños cuando sea necesario. Crear sus metas es solo el primer paso del proceso; también necesita tener un seguimiento para que cuenten.



 2. El futuro es más importante que el presente.

Este concepto, desde un punto de vista subjetivo, es discutible. Fácilmente podría argumentar que vivir "en el momento" es más importante que preocuparse por el futuro, pero las personas que están orientadas hacia el futuro , es decir, las personas que toman decisiones basadas en pagos futuros, tienen muchas más probabilidades de tener éxito. Las personas orientadas hacia el futuro no tienen miedo de hacer sacrificios a corto plazo si eso significa una ganancia a largo plazo, y no están tentadas a participar en placeres momentáneos que les privarían de alguna recompensa futura. Sus seres futuros son la principal prioridad.



3. El fracaso no es algo malo.

El miedo al fracaso impregna nuestra sociedad y lleva a millones a vivir su vida en complacencia. Por ejemplo, estás trabajando en un trabajo que odias con un tope salarial y de adelanto. Tiene la opción de dejar de fumar y comenzar su propio negocio, pero tiene tanto miedo de fallar que nunca le da una oportunidad real. El fracaso es siempre una posibilidad y como sociedad debemos dejar de denunciarla. Las personas exitosas ven el fracaso como un paso necesario del proceso y una valiosa oportunidad de aprendizaje. Además, pocos planes se ejecutan sin problemas: la forma en que los manejas cuando salen mal es más importante que cuando van bien.



4. Las oportunidades existen en todas partes.

Las oportunidades surgen cuando menos las esperas. Pueden tomar la forma de fortalezas ocultas en una idea que estabas a punto de tirar, o una posible asociación con un extraño que conociste en una cafetería. Cuando adopte la mentalidad de que las oportunidades realmente existen en todas partes , en cada momento de cada día, estará atento a ellas. Solo por esa virtud, descubrirás más oportunidades para ti mismo y terminarás ganando mucho más valor en tu vida.

5. Los riesgos calculados son importantes.


Los riesgos dan miedo, pero sin ellos, hay mucho menos espacio para crecer. Los estudios sugieren que los profesionales más ricos y exitosos de nuestro tiempo son los que no temían correr un riesgo calculado: se opusieron, apostaron por una idea que creían que valía la pena la inversión y no temían apostar por posibles sacrificios . Si no está asumiendo ningún riesgo, no está avanzando hacia posibles recompensas y, por supuesto, sin las recompensas, nunca llegará a ninguna parte.



6. La consistencia es buena, hasta que se vuelve prohibitiva. 

Este es un estado mental complicado de intentar y lograr, pero es importante. En su mayor parte, la consistencia es increíblemente importante. Por ejemplo, si uno de sus objetivos es acumular riqueza a través de las inversiones, debe invertir una cierta cantidad de dinero cada mes o perderá ímpetu. Sin embargo, hay un punto en el que la coherencia hace más daño que bien, cuando comienza a llevarlo por el camino equivocado, como cuando ha desarrollado un mal hábito o una rutina improductiva. Es difícil detectar cuándo surgen estos "malos" tipos de consistencia, pero tendrá que vigilarlos de cerca.



7. Nada es siempre perfecto. 

Aceptar la realidad de que nada es perfecto te ayuda en innumerables áreas. No estarás tan preocupado por tomar riesgos. No dudarás en comenzar un nuevo proyecto . No serás tan disuadido cuando algo salga mal, o cuando pases por alto un defecto importante. No se encontrará esperando perpetuamente el momento "perfecto" para lanzar un producto, y no abandonará sus objetivos 
No es fácil lograr estas mentalidades. No esperes adoptarlos instantáneamente. Lo más probable es que le resulte difícil aceptar algunos de ellos, especialmente si entran en conflicto con sus puntos de vista inherentes y aprendidos del mundo. Pero si puede integrarlos lentamente en su estado mental actual y aceptar sus máximas como verdad, comenzará a tomar mejores decisiones y formará hábitos que algún día lo llevarán al éxito que siempre soñó. Mantente paciente y nunca dejes de avanzar.
No es fácil lograr estas mentalidades. No esperes adoptarlos instantáneamente. Lo más probable es que le resulte difícil aceptar algunos de ellos, especialmente si entran en conflicto con sus puntos de vista inherentes y aprendidos del mundo. Pero si puede integrarlos lentamente en su estado mental actual y aceptar sus máximas como verdad, comenzará a tomar mejores decisiones y formará hábitos que algún día lo llevarán al éxito que siempre soñó. Mantente paciente y nunca dejes de avanzar.


Si te gusto esta información no olvides compartir en tus redes sociales amigos y familiares


EXITOS

Post Top Ad

Páginas