TU FUTURO ES AHORA

Breaking

lunes, 12 de noviembre de 2018

3 maneras de gastar su dinero sabiamente




En lugar de enfocar nuestra vida financiera como una práctica de auto sacrificio constante, centrado en cómo y dónde no debemos gastar, deberíamos centrar nuestra atención en crear espacio en nuestra vida financiera para gastar en las cosas que realmente valoramos. En lugar de dejar que cosas como los olores embriagadores de las panaderías, las fachadas vecinas o las últimas publicaciones en Instagram determinen cómo gastamos nuestro dinero, podemos usar el presupuesto como una herramienta para priorizar las cosas que más deseamos y gastar en alineación con esas cosas.


1. Identifique sus prioridades actuales.



Quiero contratar a un asistente de tiempo completo, comer orgánicamente, tomar unas vacaciones de dos semanas en España y vivir sin compañeros de habitación en la ciudad de Nueva York en algún momento antes de que cumpla 40 años. Pero solo soy yo; No hay sistema singular.

Tal vez quiera pasar más tiempo con su familia o comprar un auto nuevo; lo que sea central para usted es lo que debe informar el enfoque que adopta para sus finanzas.

2. Implementar sistemas que apoyen su plan.




Una vez que haya identificado sus valores, promulgar un presupuesto puede ayudarlos a establecerlos y mantenerlos a la vanguardia de la toma de decisiones del día a día para que no sacrifique sus deseos generales ante las tentaciones momentáneas o temporales. conveniencias

Los recordatorios visuales de lo que valora y por qué, como una foto de su familia o el destino de vacaciones de sus sueños como fondo de pantalla de su escritorio, también pueden tener en cuenta las prioridades cuando las distracciones amenazan con dejarlo fuera de curso.


Las contribuciones automáticas de ahorro a cuentas designadas, como una universidad o un fondo de viaje, también pueden mantener sus prioridades.

3. Reflexiona y revalúa.


Reflexione sobre sus costos cada mes. Nuestros estados financieros a menudo revelan una desconexión entre lo que decimos que valoramos y lo que realmente hacemos. Mire su declaración y pregúntese: ¿Este gasto se alinea con mis prioridades definidas?

A medida que genere más conciencia acerca de su comportamiento financiero, será mejor en la reducción de gastos sin importancia.

Mientras trabaja en este proceso, tenga en cuenta que los objetivos evolucionan, al igual que las realidades de la vida. Con regularidad debe reflexionar y reajustar sus gastos para tener en cuenta esos cambios.

La planificación financiera no es una práctica de auto privación; es un enfoque intencional para tomar decisiones de gastos diarios que apoyan nuestro panorama general. La belleza de eso? Cada uno de nosotros puede definir cómo se ve esa imagen.



Si te gusto esta información no olvides compartir en tus redes sociales amigos y familiares


EXITOS

Post Top Ad

Páginas