TU FUTURO ES AHORA

Breaking

domingo, 21 de octubre de 2018

Odio en el trabajo conflicto o malas relaciones deja estos malos pensamientos pueden afectar tu vida personal



El conflicto de oficinas causa estrés, reduce la productividad y sabotea las empresas de trabajo en equipo que necesitan para tener éxito. De hecho, los trabajadores estadounidenses dedican más de dos horas y media a la semana a resolverlo, o al menos a intentarlo. Eso le está costando a las compañías estadounidenses $ 359 mil millones cada año, según AtTask, una firma de software de administración de tareas.

Pero antes de atribuirle un conflicto en el lugar de trabajo a uno excesivamente dramático, al chismoso o al que nunca tira de su peso, considera a alguien más primero: a ti. Puede ayudar a conquistar el drama de la oficina al ser muy consciente de sus propias reacciones en situaciones potencialmente estresantes .

Como consultor de liderazgo corporativo, dirijo talleres sobre desarrollo profesional, que cubren temas como comunicación, resolución de conflictos y formación de equipos. Uno de mis participantes recientes se quejó de que cada vez que tenía una conversación personal con su supervisor, era solo una cuestión de tiempo antes de que las emociones se agitaran y la conversación fuera cuesta abajo. Ella sintió que era su responsabilidad mantener la conversación productiva y le molestaba tener que caminar sobre las cáscaras de huevo.

Le sugerí que retrocediera y pensara en sus propios desencadenantes, reacciones y emociones. Justo cuando sintió que su jefe podía agriar su conversación con un comentario descarriado, podía mantener las interacciones con su jefe positivas y profesionales. Pero tenía que estar dispuesta a aceptar la comunicación y ser deliberada sobre la forma en que se acercaba a su jefe.

La verdad es que somos seres humanos emocionales que reaccionamos a ciertos desencadenantes. Está en nuestra naturaleza humana, pero hay maneras de salir de ese modo de reacción. Así es cómo:


1. Deja de reaccionar.


Date cuenta de que cuando reaccionamos, renunciamos al control. Dejamos que nuestras emociones anulen nuestras intenciones, y nos volvemos emocionalmente secuestrados. Sabes que tu malhumorado jefe es una fuente de drama, así que no dejes que él o ella controle tus acciones y tus emociones. Aprende a detenerte a reaccionar


2. Identifique sus desencadenantes.



Los desencadenantes son aquellas cosas que provocan que tenga reacciones instintivas. Si sabe que va a una reunión con un compañero de trabajo difícil, tómese el tiempo de antemano para pensar en sus posibles factores desencadenantes. Si los espera, puede planificar la mejor manera de abordar la situación. Una vez que sepa qué es lo que lo pone nervioso, ciertas personas, temas, puede descubrir cómo manejar mejor sus emociones.

3. Entiende tu ecualizador.



Su cociente de inteligencia emocional determina la forma en que maneja el conflicto, construye relaciones y cómo se percibe. Aquí están las buenas noticias. Si bien su coeficiente intelectual, o cociente inteligente, es más estático, el ecualizador puede desarrollarse y fortalecerse con el tiempo como una fuente poderosa para extraer. Tómese un tiempo para evaluar su ecualizador; Es tan fácil como buscar el término "prueba de inteligencia emocional" para encontrar una.

4. Descubre tus puntos ciegos.



Sus puntos ciegos son las áreas de su personalidad y comportamiento que desconoce. Por ejemplo, podría pensar que se le percibe como un profesional, pero sus compañeros de trabajo podrían percibirlo como distante. Solicite comentarios de amigos, familiares y colegas de confianza sobre sus fortalezas y áreas en las que puede mejorar.

5. Presta atención a tus emociones.



Piense en las emociones que restan valor a su eficacia (molesta, enojada, triste, ansiosa, temerosa, nerviosa) frente a las que la realzan (alegre, juguetona, inspirada, aventurera, agradecida, asombrada, imaginativa, alegre). ¿Qué porcentaje del día estás de "buen humor" frente a un "mal humor"? ¿Qué porcentaje de tu día estás feliz o deprimido? Tome decisiones conscientes sobre cómo se presentará, porque es importante. Puede decidir el tipo de estado de ánimo en el que se encuentra, y eso se traducirá en las personas con las que trabaja.

A medida que sea más consciente de sí mismo y aprenda a dominar sus emociones en el momento, sus relaciones profesionales florecerán y se volverá más efectivo y productivo en su trabajo.


Si te gusto esta información no olvides compartir en tus redes sociales y amigos y nos dejes tu punto de vista sobre este tema

ÉXITOS


Post Top Ad

Páginas